Pastel de salmón

Receta de pastel de salmón

Un pastel frío o caliente, de salmón o trucha con gambas y espárragos, perfecto para aquellos a los que les cuesta comer pescado por culpa de las espinas.

Ingredientes para preparar pastel de salmón

  • 200 gr. de salmón limpio
  • 200 gr. de gambas o langostinos
  • 4 huevos
  • 100 ml. de leche
  • 200 ml. de nata líquida
  • 40 gr. de salsa de tomate
  • 8 espárragos verdes
  • 20 gr. de pasas
  • 3 cucharadas de mayonesa
  • 1 cucharada de mostaza
  • 1 cucharada de miel
  • Aceite
  • Sal
  • 1-2 chalotas (opcionales)

¿Cómo preparar pastel de salmón?

  • Como pasos previos a la elaboración de este rico pastel de salmón, limpiaremos los espárragos verdes y los coceremos durante 2-3 minutos en abundante agua con sal. Aparte, cortaremos en tacos el salmón y las gambas.
  • Una vez que los espárragos están en el agua, nos ponemos manos a la obra con la elaboración del pastel de salmón, echando en una sartén grande un poco de aceite y pochando la cebolla cortada en juliana gruesa. Si no quieres añadir la cebolla, te puedes saltar este paso y echar en la cazuela las pasas, las rehogamos ligeramente para que se hidraten un poco, y añadimos el pescado que teníamos troceado y las gambas.
  • Mientras se va rehogando el pescado y el marisco, en un bol grande echamos los huevos cascados, junto con la nata y la leche y lo batimos con la batidora. Agregamos al bol el pescado y el marisco cuando esté listo, y volvemos a batir.
  • En la sartén en la que hemos hecho el sofrito, quedará pegado parte de los líquidos, para desglasarla vertemos la salsa de tomate, y removemos bien. Cuando esté bien deglasado, lo añadimos al bol de la mezcla para hacer el pastel de salmón y removemos. Rectificamos de sal.
  • Engrasamos un molde, y echamos la mezcla del bol dentro, añadimos por encima los espárragos, hervidos y pelados, y lo colocamos al baño maría. Metemos nuestro pastel de salmón al horno, con calor arriba y abajo, unos 45-50 minutos a unos 170-180 ºC.
  • Mientras el pastel de salmón se hace en el horno, vamos preparando la salsa que lo acompañará, mezclando la mayonesa con la mostaza y la miel. La batimos bien y la reservamos.
  • Ya solo nos queda sacar el pastel de salmón del horno, dejarlo enfriar y desmoldarlo. Lo llevamos a la mesa, frío o caliente, cortado en porciones o entero, y salseado con la salsa de mostaza y miel que hemos hecho anteriormente.
  • Foto orientativa: armigeress
Nota del autor:

Si quieres disimular un poco el sabor del pescado, sobre todo por los peques, puedes añadir un poco de orégano al pescado cuando esté sofrito.

Como guarnición para el pastel de salmón, es perfecto un poco de calabacín cortadito cortadito, salteado en un poco de aceite.